sábado, 1 de enero de 2022

Lentejas Caviar con Sepia

Lentejas Estofadas en Coccote con Sepia
Las lentejas negras, también llamadas lentejas caviar o beluga, son lentejas con la piel de color negro brillante y de albumen amarillo. Debe sus dos nombres (lenteja beluga y/o lenteja caviar) al parecido físico que tienen con el caviar de “Beluga”.


La lenteja caviar es de tamaño muy pequeño. Una vez cocida suaviza parte de su color negro y además de ser muy tierna, no suelta el pellejo y tienen agradable textura y sabor. Se cocina igual que las demás variedades de lentejas y es la lenteja con más valor proteínico de todas las especies de lentejas que se comercializan. Constituye una gran fuente de proteínas vegetales (23%) y, gracias a su riqueza en hidratos de carbono complejos (50%) y fibra (10%), proporciona energía de forma gradual. La fibra de la lenteja caviar, además, ayuda a regular el azúcar y el colesterol. Además la lenteja beluga es rica en potasio, fósforo, hierro y vitaminas B1 y B6. El color oscuro de su piel revela la presencia de antocianinas, un pigmento que protege al organismo de los daños de los radicales libres.
Aunque no necesitan remojo previo, para acortar la cocción y suavizar el color del caldo, es preferible dejarlas en remojo al menos un par de horas. El color cambia una vez remojadas. Desechamos el agua del remojo.



Lentejas Negras con Sepia

Ingredientes (para 2/3 personas):

Para el estofado de las lentejas:
250 gr. de Lentejas Negras (caviar o beluga)
Una Zanahoria
Una Patata
Media Cebolla (no muy grande, sino 1/4 de cebolla)
Un ajo
Una hoja de laurel
Dos clavos de especia
Unas bolitas de Pimienta Negra



Para el sofrito:
Un ajo
Dos chalotas
Medio Pimiento verde
Dos cucharadas de Tomate triturado (o un tomate maduro)
Media cucharadita de Pimentón de la Vera
Aceite de Oliva
Sal

Elaboración de las Lentejas Negras con Sepia

Ponemos las lentejas a remojo unas horas antes (no es necesario, pero acortamos el tiempo de cocción). Tiramos el agua del remojo y ponemos las lentejas escurridas en la base de la olla. Incorporamos una hoja de laurel, un ajo entero, los clavos de especia pinchados en el cuarto de cebolla, las bolitas de pimienta, la zanahoria raspada y cortada en dados y la patata en cubos. Cubrimos de agua y encendemos el fuego a temperatura media.

Hacemos el sofrito para las lentejas, picamos el ajo y lo ponemos en la sartén con un poquito de aceite de oliva. Cuando empieza a saltar el ajo, incorporamos las chalotas picadas, dejamos que se rehogue un poco y añadimos el pimiento verde cortado en daditos.

Cuando vemos que el sofrito empieza a estar blando, le añadimos las dos cucharadas de tomate triturado (o el tomate maduro, pelado y cortado en dados), damos unas vueltas y echamos el pimentón. Todo el sofrito lo incorporamos a la olla donde cuecen  las lentejas. Añadimos sal. 

Cortamos la sepia en dados y le damos una vuelta con un ajo picado y un poco de aceite en la sartén donde hicimos el sofrito. Añadimos un poco de perejil y fresco e incorporamos la sepia a la cazuela donde cuecen las lentejas.



Dejamos guisar de veinte minutos a media hora, depende del tipo de lenteja, el tiempo que las hayamos tenido en remojo y la cosecha, si son del año, tardan menos en cocer.

Cuando la lenteja está tierna, retiramos el ajo entero, la cebolla con los clavos y el laurel. Damos una vuelta, rectificamos de sal y dejamos que repose.



FUENTES utilizadas para la redacción de esta entrada:

Sobre el tipo de lenteja y sus propiedades, Lenteja Caviar (Salamanca) - La Salmantina
Receta de lentejas estofadas, LA COCINA DE EU: Lentejas Estofadas


1 comentario:

Gracias por tu visita.